Hoy es jueves 20 de septiembre de 2018 y son las 17:23 hs. RADIO MADRE DE DIOS - LA NUEVA EMISORA CATOLICA DE LA PROVINCIA DE SAN JUAN - ARGENTINA
13 de julio de 2018
Reactivarán el proceso de canonización de monseñor Orzali
El 24 de junio pasado el arzobispo de San Juan de Cuyo, Mons. Jorge Lozano, y los obispos de la región pastoral Cuyo, que comprende además de San Juan, la arquidiócesis de Mendoza y las diócesis de San Rafael y San Luis, firmaron un acta en la que consta que la arquidiócesis de San Juan de Cuyo asume y renueva su compromiso de ser coautora, junto con el Instituto de las Hermanas de Nuestra Señora del Rosario de Buenos Aires, en el proceso de canonización del Siervo de Dios Mons. José Américo Orzali.

Monseñor Orzali, a quien un escritor llamó "El Buen Pastor de Cuyo", nació en Buenos Aires el 13 de marzo de 1863 y murió en San Juan el 18 de abril de 1939.

Fue el sexto obispo de San Juan de Cuyo. Elegido por el papa San Pío X el 30 de diciembre de 1911, fue consagrado obispo el 10 de marzo de 1912 por monseñor Mariano Antonio Espinosa, arzobispo de Buenos Aires, y tomó posesión e inició su labor pastoral el 14 de abril de 1912. Promovida la sede episcopal sanjuanina al rango de arquidiócesis, el 20 de abril de 1934 monseñor Orzali se convirtió en el primer arzobispo de San Juan de Cuyo.

Biografía de Mons. José Américo Orzali
Hijo de un arquitecto italiano inmigrado a la Argentina, Orzali ingresó al seminario a los 14 años de edad y fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1883 por el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mariano Antonio Espinosa, quien lo asignó a la parroquia Nuestra Señora de la Piedad.

En 1890, en plena época laicista en la que se habían roto las relaciones con la Santa Sede y expulsado al representante pontificio monseñor Luis Mattera, fue nombrado párroco de Santa Lucía, en el barrio porteño de Barracas, donde dedicó sus principales esfuerzos a la catequesis de los niños de las 32 escuelas públicas de ese barrio; esperaba que terminaran las clases para ingresar a las aulas, venciendo con modos humildes y tranquilos la resistencia de los maestros, muchos de los cuales eran anticlericales. Para ganarse la atención de los niños, rezaba todos los domingos una "misa de niños", simplificada y con homilías de unos 5 minutos de duración.

Participó de la peregrinación a Roma y a Tierra Santa que organizó monseñor Espinosa en 1893; para ese entonces, ya había fundado dos instituciones seculares en su parroquia: la Congregación de Hijas de María y la Congregación de la Doctrina Cristiana.

Desde que en 1892 el padre Federico Grote fundó el primer Círculo Católico de Obreros, Orzali lo secundó y creó el Círculo Católico de Obreros de Barracas al Norte, que llegó a tener 3000 asociados.

En 1895 fundó la congregación de las Hermanas de Nuestra Señora del Rosario de Buenos Aires (Hermanas Rosarinas), de cuya primera escuela fue párroco y sobre la que ejerció una especie de patronato hasta la definitiva aprobación de la congregación en 1938. En la actualidad, las Hermanas Rosarinas tienen 11 colegios en todo el país, y trabajan también en hospitales.

En 1903 fue nombrado capellán en el cuarto viaje de instrucción de la Fragata Sarmiento, con la que hizo un largo periplo por las costas atlánticas del continente americano. En 1906 fue trasladado a la parroquia San Miguel Arcángel de la ciudad de Buenos Aires.

El 30 de diciembre de 1911 el papa San Pío X lo nombró obispo de San Juan de Cuyo, cuya jurisdicción incluía las provincias de San Juan, Mendoza y San Luis y el entonces Territorio Nacional del Neuquén.

Desde su primera visita pastoral se mostró muy activo. Durante su gestión recorrió más de 10.000 kilómetros, visitó más de 300 pueblos, pronunció 6.500 homilías, administró 176.054 confirmaciones y dirigió 349 misiones.

En 1917 fundó el Círculo Católico de Obreros de San Juan y en 1934 instaló el primer colegio salesiano en San Juan.

En 1935 se crearon las diócesis de Mendoza y de San Luis, y se elevó la de San Juan de Cuyo a la categoría de arquidiócesis y monseñor Orzali continuó en su cátedra como arzobispo.

Falleció el 18 de abril de 1939 tras sufrir una larga enfermedad y un accidente cerebrovascular. Desde 1984 su tumba se encuentra en la nueva Catedral de San Juan.

Escuelas en varias ciudades del país y calles en las ciudades de Mendoza, Córdoba, Trenque Lauquen y Olavarría recuerdan a monseñor José Américo Orzali.

Se encuentra en proceso de beatificación y actualmente es considerado siervo de Dios.+



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Convicciones

de 17.00 a 19.00

 

DEJA UN MENSAJE

 
 
 

RadiosNet